Permite detectar discontinuidades superficiales y subsuperficiales en materiales ferromagnéticos como el hierro, el cobalto y el niquel.